mayo 30, 2021

La flor de cerezo japonés tiene un carácter perdurable. Es por ello que desde siempre el cerezo ha sido tema de inspiración en la cultura japonesa. Desde historias y poemas hasta decoraciones que representan una metáfora de la vida misma.

En Japón se le conoce al árbol de cerezo o flor de cerezo como Sakura (桜). Esta es una gran palabra para este hermoso árbol, ya que Sakuraen japonés significa florecer.  Una de las características más significativas de este árbol es que alcanza todo su esplendor en el periodo de primavera. Esto se explica por qué sus flores logran crear un efecto inolvidable a la vista.     

Para los que nunca han tenido la oportunidad de ver un árbol de cerezo o flor de cerezo aquí tienes un ejercicio mental. Imagina un inmenso árbol con una gran cantidad de flores rosadas que se distribuyen a lo largo de cada rama. Ahora imagina no solo un árbol, sino un sendero de múltiples árboles de cerezos que se extiende a lo largo del camino. Definitivamente, es un espectáculo digno de recordar por su gran belleza y simbología.

Por otra parte, cada árbol que existe es una clara imagen de la naturaleza cíclica de la vida. Así que también en Japón se encuentra la simbología del árbol de la vida; y este árbol de cerezo lo representa a la perfección.

Es fabuloso observar como las hojas del cerezo se mecen con el viento. Y, al llegar el otoño, también es un espectáculo ver cómo estas hojas caen como copos de nieve. Esta es una clara señal que ha llegado el frío y con él, un ciclo que finaliza. Nada más parecido a la vida misma.

La Flor de Cerezo un Ciclo de Fuerza e Integridad

En cada ciclo o período de vida el universo nos pone a prueba con nuevos retos. Esto lo hace para obligarnos a salir de nuestra zona de confort y que podamos crecer a nivel personal y espiritual.

El cerezo en flor o flor de cerezo nos demuestra cada año o nuevo ciclo que con fuerza e integridad se superan todos los obstáculos. Cuando el destino nos pone a prueba, se debe recordar como este árbol de cerezo enfrenta y soporta la inclemencia del clima. Es decir, el cerezo al perder sus hojas queda desnudo y expuesto. Su apariencia es la de un árbol seco y muerto; sin embargo por dentro está lleno de vida y preparado para renacer cuando llegue el momento.

Por lo tanto, este árbol de cerezo utiliza su fuerza e integridad para afrontar los cambios. Soporta todas las adversidades cerrando el ciclo y florece para anunciar tiempos mejores.

Esta metáfora sobre la naturaleza cíclica de la vida que nos ofrece este árbol de la vida se convierte en un gran maestro. Esto no los demuestra en cada nuevo ciclo. Después que el invierno japonés termina, al llegar enero, el cerezo poco a poco, se abre paso con nuevas hojas. Lo asombroso de este proceso es que aunque sobre sus ramas todavía quedan restos de nieve, las hojas igual aparecen para renacer de nuevo.

El Renacer del Cerezo: Un Proceso que Aborda Nuestro Crecimiento Personal

No hay motivos para detener nuestro crecimiento personal. Cada nuevo ciclo representa una nueva oportunidad y esto lo demuestra el árbol del cerezo. Es por ello, que al finalizar un ciclo y comenzar uno nuevo, es necesario estar preparados y tener la fortaleza para seguir adelante.

No obstante, el cerezo no se detiene al finalizar el invierno japonés. Cuando llega el mes de abril, este árbol de la vida nos sorprende con un maravilloso espectáculo de colores. En Japón, el árbol de cerezo se llena de vida e inunda de alegría por tal espectacular representación de belleza y colorido.

Una de las características que fascina a muchas personas es la belleza de la flor de cerezo. Estas flores son blancas o rosadas, delicadas y suaves. Es por ello que este contraste de blanco y rosado junto a las hojas y ramas oscuras conforma un espectáculo glamoroso e inolvidable.

Así es, como anuncia la flor del cerezo el inicio de la primavera.  En pocas palabras, el inicio de la vida, de un nuevo ciclo. Además, se encarga de recordarnos su proceso de supervivencia ante la adversidad y su triunfo al renacer cada nuevo año.

La Gran Fiesta de Hanami Alrededor de un Cerezo en Flor

En cada país existe un árbol que se destaca por su belleza, esplendor e inmensidad. Por lo tanto, es natural que las personas se conecten con la energía poderosa de dichos árboles. Además de ser una representación del árbol de la vida presente en cada cultura desde tiempos ancestrales.

En Japón todos celebran la llegada de la primavera. Así que en todo el país asiático la flor de cerezo es el protagonista en esta historia tan colorida. Desde obras de teatros y música para dar inicio a este festival hasta la tradicional canasta de comida.

El término Hanami(花見) literalmente significa observar las flores. Por lo cual, no hay nada mejor como vivir esta experiencia y preparar un pícnic a la sombra de un cerezo japonés. Es un momento perfecto para compartir con la familia y amigos, para disfrutar de esta poderosa energía.

Esto ofrece la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza. Además, de respirar aire puro, relajar la mente y el cuerpo disfrutando del esplendor de este árbol.

Sin embargo, esta también es una oportunidad para reflexionar sobre nuestras vidas. Es momento para evaluar los logros y retos que ha dejado atrás el ciclo que termina. Al igual que el cerezo, cada persona enfrenta un momento de inestabilidad e inseguridad. A veces son situaciones que obligan a la persona a salir de su zona de comodidad o confort. Sin embargo, al igual que el cerezo existe la necesidad de resistir las tempestades, y enfrentarse al mal tiempo.  

Es por ello, que al superar todas estas vicisitudes llega el momento de florecer y de celebrar. Por lo tanto, este festival se ha convertido en una gran ceremonia y celebración con el cerezo como protagonista principal.

Reflexiones Finales Sobre Los Árboles de Cerezo

Muchas veces la rutina y el estrés laboral hacen que los días parezcan iguales. Por lo cual, es natural que cada persona busque refugio en su zona de comodidad para retomar fuerzas. Sin embargo, en esta zona de comodidad nada pasa, nada crece. Algo parecido pasa con el árbol de cerezo, durante todo el año están forrados de hojas y no hay un cambio aparente.

Existen circunstancias que están fuera de nuestro control y que nos obligan a salir de nuestra zona de comodidad. Esto nos vuelve vulnerables y quizás no sabemos cómo afrontar esta situación. La representación gráfica de lo anterior, se manifiesta al ver en el invierno que el árbol de cerezo está totalmente desnudo.

Entonces, para salir de esta situación y retomar el control es necesario enfrentar estos obstáculos y circunstancias desfavorables lo más pronto posible. Esta es la manera que tenemos para crecer como personas, fortalecer nuestra energía espiritual y la conexión con este universo. Es por ello, que el árbol de cerezo al inicio de la primavera florece victorioso después de enfrentar la inclemencia del invierno.

Esto ocurre ciclo tras ciclo. Es decir, cada año tenemos una nueva oportunidad para fortalecernos y estar preparados para vivir una vida plena. Por supuesto que van a existir momentos que requieren de fortaleza mental y también espiritual. Así que, recuerda la metáfora sobre la naturaleza cíclica de la vida que te ofrece la flor de cerezo japonés.

Comprar Joyas o Prendas con el Símbolo del Árbol de la Vida

Nuestra tienda del árbol de mi vida tiene para ti una excelente variedad de prendas y joyas. Muchas de ellas representan o incluyen en el símbolo del árbol de la vida. Así que puedes conectar con tu energía interna y comprar con tranquilidad y confianza en nuestra tienda en línea.

Desde anillos, pulseras y collares del árbol de la vida hasta piedras energéticas que puedes usar y lucir todos los días. Incluso, si quieres darle a alguien un regalo especial, aquí vas a encontrar el obsequio perfecto y al mejor precio.  

Lorena R.
Lorena R.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.