febrero 07, 2021

 postura sol yoga

 

El ser humano siempre está en búsqueda de la belleza y la imagen personal, y aunque es importante trabajar nuestra apariencia física o exterior, también lo es trabajar nuestro interior y de esta forma hallar un equilibrio.

 Si estas buscando una disciplina para ejercitarte y mantenerte saludable, una excelente opción es el Yoga, ya que esta te permite no solo trabajar tu cuerpo si no también tu mente y alma. A través de las posturas, los movimientos correctos y la respiración aplicadas en el yoga se logran estar en perfecta armonía, físicamente y espiritualmente.

 Son muchos los beneficios que esta disciplina aporta a sus practicantes, pues más que un ejercicio es un estilo de vida que te hace más consciente del universo y todo lo que te rodea.

 Si deseas iniciarte en esta disciplina, pero aun tienes algunas dudas, en este artículo te voy a aportar la información necesaria, para que puedas empezar a practicar Yoga sin pérdida de tiempo.

 

Un poco de historia

El origen de la palabra “yoga” proviene de la palabra “jug”, en sánscrito, la lengua de los antiguos hindúes, la cual significa “unir, conectar, relacionar”. El yoga tiene como fin el autocontrol de la mente y cuerpo, generando una conexión entre el ser humano y el universo.

 Esta práctica se originó hace muchos siglos, en la India. Según la teoría de algunos investigadores que se apoyan en las figuras reflejadas en un sello descubierto en Pakistan, por el arqueólogo sir John Marshall. Una de ellas se trataba de una figura antropomorfa, de quien se asumen es Shiva, sentado en una posición similar a las que usan los practicantes de yoga, la cual Marshall dio a conocer en su libro en 1931.

 Con el paso del tiempo el yoga fue haciéndose más conocido en diferentes partes del mundo y ganado cada vez más popularidad. Ya en el siglo XX el yoga fue adoptado a nivel mundial occidental como una forma de ejercicio físico y contaba con muchos adeptos, especialmente mujeres, quienes adoptaron al yoga como su disciplina de ejercicio favorita, ya que no solo permite reafirmar y ejercitar los músculos, sino que también encontrar el equilibrio y un estado de conciencia pleno en donde ser humano se conecta con el universo. De esta manera desarrollar mayor sensibilidad y percepción más conscientemente del entorno.

  yoga natura

¿Qué es el yoga?

El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente, utilizando posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud en general. El yoga se desarrolló como una práctica espiritual hace miles de años y hoy en día muchas personas en todo el mundo hacen yoga como ejercicio y como un medio para reducir el estrés.

 El yoga está asociada con prácticas de respiración, meditación y “asana” (posturas). En el pasado yoga solo se practicaba en la india por lo que no era del conocido internacional.

 Es importante acotar que las prácticas del yoga son mayormente autónomas y su práctica es autodidacta y progresiva, por lo que se requiere ser constante, disciplinado y perseverante para alcanzar niveles más altos de energía vital.

 

Tipos de Yoga

Lea nuestro artículo AQUI

Inicialmente en el Yoga solo se utilizaban posiciones o “asanas” básicas, sin embargo con el transcurrir de los años evoluciono adoptando nuevas posturas. Además nacieron diversos tipos de yoga como: Yoga kundalini, Yoga vinyasa, Yoga iyengar, Yoga Bikram, Ashtanga yoga, Yin yoga, Yoga restaurativo, Anusara yoga, Jivamukti yoga, Acroyoga y el más conocido el Hata Yoga.

¿Cuál tipo de yoga practicar si eres principiante?

El yoga tiene muchas cosas positivas y una de ellas es que tiene diversas variantes, por lo cual podrás elegir la que más te agrade dependiendo del motivo por el que deseas practicarlo.

 Los tipos de Yoga más activos son ideales para los que buscan hacer ejercicio suave y mejorar su salud, mientras que los más pausados y centrados en la meditación son ideales para principiantes y para personas que buscan técnicas de relajación.

 Sin embargo todos los tipos de Yoga ayudan a trabajar, en mayor o menor medida, la fuerza muscular (usando el propio peso corporal), la flexibilidad y la respiración.

El tipo de yoga recomendable para un principiante es el Hata Yoga, este suele ser el más practicado en gimnasios o escuelas, es un estilo clásico de posiciones y técnicas de respiración, de manera pausada para lograr equilibrio entre la fuerza y la flexibilidad.

 El Hata Yoga involucra tres aspectos fundamentales:

  • Posturas físicas que ayudan a fortalecer el cuerpo.

  • Técnicas de respiración nos ayudan a controlar la respiración y a manipular la energía vital.

  • Meditación nos ayuda a enfocar y a calmar la mente.

 
postura yoga 

Beneficios del Hata Yoga

El yoga puede mejorar el estado físico de una persona, su postura y elasticidad. También ayuda a:

  • Fortalecer y tonificar los músculos, gracias a mantener las posturas.

  • Mejorar la salud, ya que equilibra varios aspectos de nuestro cuerpo, ayudando a la buena digestión y mejorando el funcionamiento de los órganos de nuestro cuerpo, equilibra la tensión y favorece el sueño.

  • Tonificar la columna vertebral. Relaja la mente y libera tensiones: ya que los ejercicios nos aporta paz interior y a enfocarnos.

  • Aumenta la flexibilidad: nuestros tejidos conectivos aumentan la elasticidad igual que las células que unen las fibras musculares. También mejora el reflejo de estiramiento y otras funciones de nuestro sistema nervioso.

  • Aumenta la capacidad pulmonar, gracias a los distintos tipos de respiración presentes en cada ejercicio.

¿Cuánto tiempo debo dedicar a la práctica de Yoga?

Si vas a iniciarte en el yoga, con una rutina de media hora dos o tres veces por semana será suficiente. Lo ideal realizar las sesiones de entrenamiento interdiarias, de manera que tu cuerpo tenga un día para descansar entre sesión y sesión.

 

yoga mujer

¿Qué necesitas para practicar Yoga?

Para hacer yoga necesitas disponer de un sitio tranquilo y la mejor de las actitudes. Además necesitaras algunos accesorios básicos:

  •  Colchoneta o esterilla. Uno de los elementos necesarios para practicar yoga, es una buena esterilla de un grosor entre 3mm y 1 cm, esto nos permitirá aislarnos del suelo y evitara maltratar nuestra espalda al adoptar ciertas posturas y de esta forma estar más cómodos. Además nos ayudan a la hora de hacer asanas de equilibrio. De igual forma es importante que cuente con el largo suficiente como para que entremos en ella. Lo ideal es que sea de un material resistente y duradero, antideslizante e higiénico.
  • Correas de yoga, estas facilitan los estiramientos y algunas posturas cuando no tenemos mucha flexibilidad (la cual mejoraremos con tiempo y práctica). Suelen estar fabricadas en nylon. Sino cuentas con ellas puedes usar un cinturón.

  • Bloques, son pequeños bloques de corcho o goma espuma que facilitan ciertas posturas.

  • Ropa cómoda, que permita realizar las posturas de manera cómoda, puede ser pantalones anchos o mallas, camiseta o top. Aunque hay que mencionar que para una clase es ideal el uso de ropa ajustada ya que esto facilitará que el profesor pueda ver fácilmente la posición de las extremidades y las articulaciones y así pueda corregirnos nuestras posturas.

 Como podrás notada el Yoga trabaja cuerpo, mente y espíritu de manera integral, y los beneficios que genera al combinar posturas, meditación y técnicas de respiración son muchos. Por lo que si quieres mantenerte sano, lleno de energía deberías considerar practicar Yoga tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

Lorena R.
Lorena R.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.