enero 19, 2021

¿Quieres aprender a Meditar con Posturas de Yoga de manera segura?

Pues ¡Estupendo! Déjame decirte que estás en el lugar correcto para lograrlo.

Voy a enseñarte las principales Posturas de Meditación.

En primer lugar, lo más importante que debes tener en cuenta es que cada Posición de Yoga para meditar, la podrás realizar. Siempre, dependiendo de las diferentes capacidades físicas que tengas. De esta manera ocurre para todas las personas que pretender practicar la meditación de manera autónoma.

Además, es importante que conozcas los errores más comunes que se cometen al practicar estas posturas para meditar.

En este artículo te enseñaré cómo sentarte o adoptar diferentes posturas. Las cuales, te permitirán relajarte y realizar una buena meditación. Quédate y sigue leyendo para descubrirlo.

Primero, si lo que buscas es evitar dolor de espalda mientras meditas, presta mucha atención a los siguientes consejos.

Posturas de Yoga: Meditación para Principiantes

Estas posiciones de meditación para principiantes te permitirán realizar tus sesiones de práctica desde 5 minutos hasta 30 e incluso más.

Posturas de Yoga para Meditar Sentado

Posición Sukhasana:

Esta postura es de las más sencillas que puedes encontrar en el mundo del yoga. De hecho, te permitirá iniciarte en este mundillo que tanto nos gusta sin dolor y de manera muy fácil. Ahora bien, siéntate sobre un cojín o sobre algunas mantas que estén dobladas, para poder estar cómodo pero sin perder el equilibrio.

Luego, mantén tus piernas lo más estiradas que puedas. Después, dobla tus piernas y pon cada pie debajo del gemelo de la otra pierna, es decir, modo indio, como todos lo conocemos. Recuerda, utiliza tus manos para ayudarte a mover los pies debajo de las rodillas. De todas maneras, si no eres capaz de lograrlo en la primera sesión, no te preocupes, lo acabarás consiguiendo con el tiempo y la práctica.

Al final, cuando hayas puesto tus pies por debajo de las rodillas lo máximo posible. Procede, presionado con las palmas de tus manos hacia abajo, empujando las rodillas hacia el suelo. Una vez presiones todo lo que puedas, continúa estirando tus brazos y apóyalos sobre las rodillas. ¡Ya lo tienes! Solo te queda cerrar los ojos y relajarte para comenzar a meditar.

Si te cansas, puedes cambiar la pierna de arriba y pasarla hacia abajo. ¡Bien hecho!

yoga

Virasana:

Esta postura que te enseño aquí también es una de las más sencillas. Sin embargo, requiere un poco de flexibilidad en los tobillos. Por lo que, si no lo consigues en tu primera sesión, calma, podrás conseguirlo con un poco de práctica.

En esta posición, tendrás que girar la articulación de las rodillas hacia adentro, al revés que en el resto de posturas de meditación. Puedes utilizar mantas o cojines para que no te duelan los tobillos y puedas gozar de mayor comodidad. Ponte de rodillas y separa tus pies con los dedos bien estirados.

Acto seguido, siéntate entre tus pies. Si no llegas hasta el suelo, puedes poner más cojines o mantas para que no tengas que sentarte tan abajo. Extiende el coxis hasta el suelo. Mantén la espalda recta, lo más estirada posible. Luego, baja los hombros y sostén esta posición durante al menos un minuto. Por último, respira hondo y expulsa el aire muy despacio. ¡Todo listo para meditar!

 yoga meditacion

Siddhasana:

La Siddhasana también es bastante sencilla para practicar si eres principiante. Al igual que en las Posturas de Yoga anteriores, te recomiendo hacer uso de un cojín o manta. De esta manera, te resultará mucho más cómodo y no sentirás ningún dolor. Así, podrás relajarte al máximo y meditar con total tranquilidad.

Comienza sentándote con las piernas estiradas y un poco separadas sobre un cojín o manta, depende de lo que hayas elegido.

A continuación, flexiona las rodillas, comenzando por la derecha en vertical y muévela de manera lateral hacia la derecha. Hazlo despacio ya que debes evitar lesionarte. Después, sitúa la planta del pie derecho contra la cara interna del muslo izquierdo, lo más cerca del pubis que puedas. Ahora, flexiona la rodilla izquierda de la misma manera que lo has hecho con la otra pierna. Y coloca el pie izquierdo por delante del pie derecho.

Después de lograrlo, coloca las manos encima de tus rodillas. Considera que, las rodillas de ambas piernas deberán mantenerse en contacto con el suelo. No obstante, en caso de que no te sea posible juntar las rodillas con el suelo, ayúdate poniendo más mantas o cojines debajo de ti. De esta manera será mucho más sencillo. Ahora, relaja el cuerpo manteniendo la espalda lo más recta posible, al igual que la cabeza. Ahora puedes empezar a meditar tranquilamente.

 meditacion

Ardha Padmasana: Postura del Medio Loto

Esta Postura es de las más conocidas. Y a su vez, de las más sencillas. Por eso, es una de las mejores opciones para empezar a meditar con Posturas de Yoga. Esta posición no duele, así que ¡tienes que intentarlo!

Aquí, te digo como hacerlo de la manera correcta. Siéntate sobre tus nalgas con las piernas extendidas y ligeramente separadas.

Dobla la rodilla derecha verticalmente, lateraliza esa rodilla y coloca el pie debajo del muslo izquierdo. Ahora que ya lo tienes, dobla la rodilla izquierda de y coloca el empeine de tu pie izquierdo sobre el muslo de la pierna derecha. Continúa, moviendo y empujando la rodilla izquierda hacia el suelo. Debes mantener la planta del pie levantada hacia arriba.

postura medio loto

Por su parte, la columna y la cabeza deben permanecer erguidas y el pecho recto.

Postura del Gato:

La postura del gato paso a paso para que puedas hacerlo bien en cada detalle es la siguiente:

Posiciónate encima de una manta o una superficie blanda para evitar que te hagas daño en tus rodillas en una posición de cuatro patas. Luego, las muñecas deben estar justo debajo de los hombros y tan separadas como lo estén las rodillas. Y, a su vez con la misma anchura que tus caderas. Para terminar, ten presente que la cabeza debe estar mirando hacia abajo.

Es recomendable que mientras realizas esto, exhales todo el aire de tus pulmones. Esto te ayudará a realizar la postura con más facilidad. A continuación, respira profundo mientras levantas y arqueas la espalda sin separar tus manos de la manta sobre la que te estas. Ahora, baja la cabeza y mete tu abdomen hacia dentro. ¡Está pendiente! Tienes que mantener tus brazos completamente estirados.

Es más fácil de lo que parece. ¡Anímate y hazla!

postura del gato

Procede, manteniendo la posición durante 10 segundos al igual que tu respiración. Cuando llegues a 10 (cuenta internamente) vuelve a la posición inicial mientras expulsas el aire que tenías guardado en tus pulmones. Lo mejor es que repitas esta postura de 4 a 6 veces. ¿Has visto qué fácil es?

Posturas de Yoga: Meditación Tumbado

Savasana:

Hasta ahora te he mostrado Posturas de Yoga para meditar sentado. Sin embargo, aquí te enseño una postura ideal para meditar tumbado. Verás, con esta postura, que logras una relajación total y estarás en total comodidad.

Para ello, elige un espacio amplio donde tengas tranquilidad para disfrutar de tu relajación y meditación sin despistes ni nada que te entretenga.

Colócate en una posición recta, con el cuerpo estirado y siente todos tus músculos desde la cabeza hasta los pies. Luego, coloca tus brazos a cada lado de tu cuerpo y mantenlos pegados a él, estirados. Después, separa tus piernas para que queden igual de abiertas que el ancho de tu cadera.

Ahora, flexiona tus piernas y junta tus rodillas entre sí. De esta manera, evitarás dormirte sin querer. Sigue, cerrando tus ojos y comienza a respirar profundamente. Antes de expulsar el aire para coger más, espera 5 segundos y mantén el aire dentro de tus pulmones. Después, exhala el aire y vacía tus pulmones muy lento, contando 5 segundos.

Repite el proceso y comienza a meditar. ¿Has visto qué sencilla es esta postura para meditar? ¡Y además sin ningún dolor! Ponla a prueba, seguro que te va a encantar.

 meditacion y yoga

Alcanzar la Espiritualidad nunca fue tan Fácil

Ahora que ya conoces estas magníficas Posturas de Yoga que te ayudarán con tu meditación y tranquilidad. Puedes ponerlas a prueba siguiendo las instrucciones que te he dado.

Estas posturas conseguirán mejorar tanto tu estado físico como el mental. ¿Qué esperas para probarlo? Durante la meditación, observa los pensamientos de tu mente, analízalos y finalmente, déjalos ir fuera de tu cabeza.

Puedes realizar estos pensamientos tanto en voz alta como en voz baja, dependiendo de qué tan cómodo te sientas realizándolo.

pulsera yoga

Si quieres saber más sobre el yoga, visita este otro artículo sobre "Yoga Kundalini"

Lorena R.
Lorena R.


1 Respuesta

Carlos Luna
Carlos Luna

febrero 02, 2021

Buen artículo! Esto me ayuda porque trabajo casi todo el día parado y necesito hacer este tipo de ejercicio para poder mejorar mi postura y tener un rato de relajación. Me encantaron las posturas que implementaron y sobre todo que detallan la ejecución de las mismas. Muy bien explicado y detallado el paso a paso, ahora me parece mas simple todavía, muchas gracias.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.