HISTORIA DE LA PIEDRA LAPISLÁZULI

En la prehistoria, la piedra de lapislázuli ya se utilizaba como adorno, pero también como joya. Entre sus símbolos, la piedra de lapislázuli representa la salud, la nobleza, la suerte, la elegancia y la pureza. Por estas múltiples razones, el lapislázuli se considera una piedra semipreciosa y está presente en la Tierra desde hace más de 6000 años, desde la aparición del hombre.

3000 años antes de Cristo, los faraones egipcios utilizaban la piedra de lapislázuli para fabricar amuletos (con forma de ojo y otros...) y objetos simbólicos como escarabajos. Los faraones y los miembros de la familia real incrustaban lapislázuli en sus máscaras funerarias y en otros símbolos de riqueza como joyas, colgantes de lapislázuli, etc.

Los romanos utilizaban el lapislázuli como afrodisíaco. Sin embargo, comerciaban con el lapislázuli con gran dificultad, ya que los costes de transporte eran muy elevados, ya que la piedra tenía que atravesar los mares debido a la ubicación de los primeros yacimientos descubiertos. En aquella época, el oro era más barato que la piedra de lapislázuli, lo que explica que se encuentre en muchos tipos de joyas, como las pulseras de lapislázuli. Más adelante, en la Edad Media, el polvo de la piedra de lapislázuli se utilizaba para teñir tejidos y pintar sobre otros materiales. El lapislázuli en esa época también tenía una función de protección del alma, incluyendo el miedo o la envidia y para no caer en el error. Su particularidad desde el punto de vista físico es proteger todos los miembros del cuerpo humano.

ORIGEN Y COMPOSICIÓN DE LA PIEDRA LAPISLÁZULI

El nombre de la piedra lapislázuli tiene dos orígenes muy distintos. En primer lugar, un origen latino, ya que "lapis" significa piedra y el segundo origen es árabe, "azul" que significa azul. Por lo tanto, lapislázuli significa piedra azul. La piedra lapislázuli pertenece al grupo de los silicatos sulfurosos de aluminio y sodio. Su color dominante es el azul celeste, pero también es posible encontrarlo bajo los colores azul-verde y violeta. En la escala de Mohs, su dureza varía entre 5 y 6. Su densidad varía entre 2,5 y 3.

Los primeros yacimientos se encontraron hace más de 6000 años y estaban en Afganistán. Actualmente, los principales yacimientos de piedra de lapislázuli se encuentran en Afganistán, Estados Unidos, Canadá, Chile, Myanmar, Pakistán y Rusia.

Reconocido en todo el mundo, el lapislázuli es la piedra nacional de Chile.

VIRTUDES Y PROPIEDADES DE LA PIEDRA LAPISLÁZULI EN LITOTERAPIA

En litoterapia, la piedra de lapislázuli es una piedra que aporta una nueva confianza al portador y le anima a retomar su vida en mano. La piedra de lapislázuli libera y ofrece cierta facilidad para comunicar las emociones y los sentimientos. Por tanto, la comunicación oral se ve favorecida por ella. El lapislázuli también aporta plenitud y paz interior, por lo que el estrés se evacua muy rápidamente.

Entre sus propiedades y virtudes, se le puede conferir sobre todo la contribución de la honestidad, la compasión y la rectitud. La piedra de lapislázuli en la litoterapia también aportaría alivio a los dolores de cabeza. Los trastornos del sueño y los mareos se aliviarían. Facilitaría la respiración y aportaría beneficios a la garganta y al sistema nervioso.

Si deseas llevar una piedra de lapislázuli, te aconsejamos que la lleves a la altura de la garganta, ya que es la piedra de la comunicación. Así, un collar de lapislázuli se adapta perfectamente. Lo ideal es llevarlo entre la parte superior de la cabeza y el esternón, es decir, justo por encima del diafragma.
+ Más información