LA PIEDRA MALAQUITA, SU HISTORIA, ORIGEN Y COMPOSICIÓN, SUS PROPIEDADES Y VIRTUDES EN LITOTERAPIA

La malaquita simboliza la calma, la transformación y la protección. Es una invitación a superarse a sí mismo y a asumir riesgos. Déjese tentar por esta suave piedra tanto por sus energías como por su textura, y deje que sus espirales le hipnoticen...

HISTORIA DE LA PIEDRA DE MALAQUITA

En la antigüedad, la piedra de malaquita se molía en polvo y se explotaba en diversas pinturas iconográficas. El pigmento metálico que lo compone es muy sensible a los ácidos y a la luz. El predominio del verde se debe al cobre que contiene. En Rusia, la piedra de malaquita siempre ha sido utilizada por los zares como piedra decorativa. En San Petersburgo, la Catedral de San Isaac puede dar fe de ello a través de las columnas del iconostasio.

Según sus creencias, los romanos creían que la piedra de malaquita protegía contra los rayos. Así, los romanos recomendaban encarecidamente que los niños llevaran un talismán o colgante de malaquita para protegerse de los rayos.

En la actualidad, la piedra de malaquita se utiliza para fabricar joyas como collares y pulseras de malaquita. Esta piedra fina es una piedra que se utiliza para hacer objetos ornamentales. No es raro verlo incrustado en objetos, columnas, copas, mesas, etc. Su segundo uso actual es en productos cosméticos. La malaquita aporta sus virtudes desintoxicantes y antioxidantes.

ORIGEN Y COMPOSICIÓN DE LA PIEDRA DE MALAQUITA

Derivada de su nombre en latín "malachites", que significa "a través", y del griego antiguo "malakhe", que significa "malva", la piedra de malaquita heredó este nombre por su fuerte parecido verde con las hojas de la malva. Es posible encontrar malaquita con los siguientes nombres: cobre verde carbonatado, cobre verde, crisocola verde, etc.

La piedra malaquita pertenece al grupo de los carbonatos. Su dureza varía entre 3,5 y 4 en la escala de Mohs, lo que la convierte en una piedra blanda. Hay que tener mucho cuidado con la malaquita, porque debido a su dureza, es muy frágil y la hace muy sensible al calor o a otras sustancias líquidas. La piedra de malaquita reacciona al ácido clorhídrico por efervescencia. Es una piedra que puede ser sustancialmente soluble en agua cargada de dióxido de carbono.

Los principales yacimientos de piedra de malaquita se encuentran en Australia, Brasil, Chile, Congo, Estados Unidos, Francia, Israel, Rodesia, Rusia y Zaire.

VIRTUDES Y PROPIEDADES DE LA PIEDRA DE MALAQUITA EN LITOTERAPIA

En litoterapia, la malaquita es una piedra natural que tranquiliza y da confianza. Refuerza la capacidad de persuasión del portador, aportando un discurso estructurado, tranquilo y conciso. La malaquita lleva en sus propiedades y virtudes la protección. Así, esta piedra permite desarrollar considerablemente la energía positiva, pero también absorber la energía negativa. Protege por este medio.

La piedra de malaquita en litoterapia se utiliza frecuentemente a nivel del chakra del corazón para restablecer el equilibrio del alma. También aporta equilibrio al cuerpo y abre el corazón. La malaquita también aporta clarividencia sobre las personas con las que podemos tejer o no vínculos. Elimina las ansiedades y los miedos del alma en favor de la compasión, el discernimiento y la plenitud.

La malaquita es transformadora; fomenta el cambio y la asunción de riesgos. A diario, llevar la piedra de malaquita armonizará tus relaciones con los demás, pero también en un entorno familiar difícil. Las ondas negativas y contaminantes serán absorbidas por la malaquita. En general, esta piedra abre todos los chakras. Muy utilizado en la meditación, permite al usuario interpretar sus sueños.

Finalmente para los hiperactivos o magnetizadores, la malaquita permite absorber la energía que no ha sido evacuada. Por lo tanto, es ideal para reequilibrar la energía del cuerpo.
+ Más información