El Ónix es una piedra secreta, la cual se le conoce por almacenar muchos recuerdos antiguos. Además, es la piedra perfecta para eliminar el mal karma, curar el dolor y la tristeza.

El significado espiritual de ónix se le vincula con la energía de Saturno. No es por nada que a Saturno se le conozca como el planeta del Karma; recuerda que es el regente de la ley universal de causa y efecto.

ORIGEN Y COMPOSICIÓN DE LA PIEDRA ÓNIX

El nombre de Ónix proviene del griego"Onyx" y significa"uña o garra". También, se le conoce como Ónice. Ahora bien, el ónix es una especie de ágata, es decir un conjunto de microcristalinas, con bandas concéntricas y circulares.

Es de la misma familia que la calcedonia (una mezcla de cuarzo) y está hecha de silicio (un elemento químico metaloide). Esta piedra se compone de rayas negras y blancas y se encuentra en todos los colores; excepto en azul y morado.

En cuanto al origen de su formación, el ónix es el resultado de la acumulación de microcristalinas. Lo cual, ocurre cuando un flujo de agua silícea se filtra entre las grietas a una temperatura inferior a 200 °C.

Ahora bien, hay una gran variedad de ónix entre las cuales vas a encontrar las siguientes:

  • El nicolo: Sus vetas son de color azul oscuro con un color claro.
  • El ónix ocular: Sus bandas forman bonitos círculos de coloración alrededor de una mancha redonda oscura.
  • Ónice con fortificaciones: Sus capas son poligonales.
  • Ónix Sardónice: Sus rayas son de color marrón, óxido o rojo.

HISTORIA DE LA PIEDRA ÓNIX

En Egipto, se han descubierto cuencos tallados en su totalidad en ónix. Mientras que en Creta, durante la época minoica, el sardónice (una variedad de ónice) se utilizaba con frecuencia en el palacio de Cnosos.

Existe una historia que cuenta que Cupido cortó las uñas de la diosa Venus mientras ella dormía y estos recortes se convirtieron en ónix blanco. Otra historia del libro Sagrado dice que el ónix está presente tanto en la armadura de Aarón como en las Puertas de la Jerusalén Celestial. Mientras que en la cultura árabe, a esta piedra de ónix se le llama"El Jaza", que significa"tristeza".

Por otra parte, los hindúes y los persas usaban la piedra de ónix como protección contra el mal de ojo. Además, la empleaban para aliviar en las mujeres el dolor de las contracciones durante el parto. También, se creía que el ónix reducía los impulsos sexuales.

En China, el ónix era un gafe, es decir, una piedra que traía mala suerte. De hecho, los esclavos en las minas evitaban tocarla por miedo a atraer el mal de ojo o a perder su energía. Por tanto, se destinaba a la exportación, lejos de las fronteras del país.

Solo en Inglaterra durante la época victoriana, el ónix tuvo un verdadero éxito, en especial el negro. Debido a que, como señal de respeto al luto de la reina Victoria que usaba el ónix negro, se prohibió el uso de otros colores.

En la antigüedad el ónix era originario de Arabia y la India. Las más bellas proceden de la montaña de Shibam, en Yemen. Un dato curioso que asombra tanto a científicos como historiadores es el enorme tamaño de los bloques de ónix trabajados por los antepasados.

EL ÓNIX COMO MATERIAL VERSÁTIL PARA FABRICAR PIEZAS Y ACCESORIOS ARTÍSTICOS

El ónice también era muy popular entre los Romanos. Además, Plinio el Viejo describe dos variedades y explicó varios métodos para cambiar su color.

Es notable el hecho de que todas las civilizaciones de la antigüedad utilizaban el ónix con gran habilidad. Por ejemplo, en AbydosEgipto, se descubrieron platos, jarras y jarrones de este material. Incluso, en los templos funerarios también se encontraron cuentas de pendientes de ónix.

De igual manera, los romanos convirtieron el ónix en anillos de sello grabados con diversos símbolos. Según el historiador griego Apio, alrededor del año 100 a. C. el rey del Puente, Mitrídates el Grande, poseía dos mil jarrones de ónix y oro. Luego Pompeyo, tras su victoria, llevó estos magníficos jarrones a Roma.

Por otro lado, los romanos y los griegos preferían utilizar bloques de ónix con estratos rectos y paralelos. Además, existen varias obras antiguas en sardónice u ónix que están representadas en los museos. El Cabinet des Médailles de París cuenta con una de las obras de ónix más famosa, la cual data del siglo I d. C. La Apoteosis de Augusto (el Camafeo de la Santa Capilla).

El ónix en la época de los Borbones era una piedra muy apreciada. La favorita de Enrique IV, Gabrielle d'Estrée, tenía un colgante de ónix en el que estaba grabada la imagen del rey. Por otra parte, Luis XV tenía un sello de ónix, oro y cornalina¸ con el lema "l'amour les assemble"; "el amor los une".

VIRTUDES Y PROPIEDADES DE LA PIEDRA DE ÓNIX

EL ÓNIX Y LA LITOTERAPIA

La energía de la piedra de ónix te va a proporcionar fuerza y apoyo en los momentos difíciles. Asimismo, puedes usar su energía en los negocios y durante los períodos de estrés físico y mental.

Se dice que esta piedra ayuda a encontrar una solución alternativa durante un conflicto y nos permite tomar el control de nuestro futuro.

Durante la meditación, el ónix permite profundizar en la mente y acceder a la información que se busca. Además, la piedra ónix permite purificar las energías kármicas. Esta increíble propiedad la hace útil para trabajar las regresiones a vidas pasadas para sanar viejos traumas.

EQUILIBRIO Y ESTABILIDAD MENTAL

La energía de esta piedra de ónix permite mejorar y optimizar el autocontrol y el sentido de la responsabilidad. Funciona como un escudo protector y tiene influencia sobre los siguientes aspectos:

  • Alivia la tristeza y aumenta la emociones de resistencia, fuerza y vigor para enfrentar las adversidades.
  • Mejora las energías de equilibrio para el cuerpo y la mente.
  • Mejora la autoconfianza y la fe en el futuro.
  • Favorece la moderación, el control de las pasiones y las emociones.
  • Promueve el sentido de la responsabilidad.
  • Fomenta la búsqueda de la verdad.
  • Aleja los malos sueños
  • Alivia las preocupaciones y los malos recuerdos.
  • Sirve de Apoyo en momentos difíciles y de duelo.

EL ÓNIX Y LA SALUD

La energía de la piedra de ónix tiene la capacidad de equilibrar e influir sobre nuestro cuerpo de la siguiente manera:

  • Acondiciona la circulación, mejora la audición y alivia el dolor de oídos.
  • Tonifica la piel, los ojos, el cabello, las piernas, el páncreas y la médula ósea.
  • Reafirma el corazón, el bazo, los riñones y los nervios.
  • Protege contra la sensibilidad temporal.
  • Alivia los zumbidos de oídos.
  • Mejora los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Alivia el dolor en los pies.
  • Mejora el sistema circulatorio.

ANILLOS Y PULSERA DE ÓNIX

Aquí en nuestra tienda, vas a encontrar diferentes tipos de accesorios disponibles para ti. Son accesorios que te van a permitir sintonizar con la energía positiva que estos poseen. De manera que, el usar estas joyas y piedras es un recordatorio constante de tu conexión con la luz eterna y tu ser interior.

Finalmente, existe una historia muy antigua sobre las piedras y las energías que estas poseen. Dice así: "tú no escoges las piedras, son ellas las que te escogen a ti". Así que, descubre con cuál anillo o pulsera de ónix vas a conectar y selecciona uno de los mejores regalos que te puedes dar. Más vale una protección a tiempo y disfrutar de los beneficios que estas piedras aportan.